Temporada de calor y enfermedades gastrointestinales

Los días de calor se empiezan a sentir y con ello también las enfermedades gastrointestinales

Fernanda Morales / Gastroenteróloga

3/2/2022 1 min read

Poco a poco los días de invierno están quedando atrás y el calor se hace presente, con este cambio de clima no solo cambia la forma en que vestimos, también la forma en que consumimos los alimentos. Ahora se antojan los alimentos más frescos y no tan cocidos, las ensaladas, los platillos como el ceviche se vuelven más atractivos, pero esto podría tener algunas consecuencias para nuestra salud.

Se sabe que durante la temporada de calor las enfermedades gastrointestinales aumentan hasta un 30% en comparación con el resto del año, siendo las más frecuentes la gastroenteritis (E.coli) y salmonelosis. Estas enfermedades se ven favorecidas por la mala higiene en la preparación y conservación de los alimentos y comer alimentos en la vía publica.

Estos son algunos signos de alerta de que podríamos tener una enfermedad gastrointestinal:

  • Inflamación de estómago e intestino

  • Diarrea

  • Vómito

  • Dolor abdominal

  • Calambres

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Pérdida del apetito y náuseas.

Si tienen alguno de estos síntomas, lo recomendable es acudir al médico para recibir un diagnóstico certero y el tratamiento adecuado.

 

¿Cómo podemos prevenir estas enfermedades?

Con acciones muy sencillas podemos disminuir de manera considerable el riesgo de estas enfermedades, yo te recomiendo:

  • Desinfectar frutas y verduras

  • Refrigerar los alimentos

  • Cocer bien los alimentos

  • Mantener limpias las superficies en donde come y preparan sus alimentos

  • Elimina la basura diariamente

  • Mantén limpia las áreas de mascotas

  • Evita comer alimentos en la vía pública, es más probable que se encuentren contaminados los alimentos.

  • Consume agua purificada o hervida

 

En caso de comer fuera de casa es importante observar que el establecimiento comercial cuente con la documentación que acredite la calidad e higiene en el manejo de sus productos, así como las condiciones de salubridad de sus instalaciones.

 

Recuerda que la automedicación puede esconder los síntomas de una enfermedad o un cuadro más grave, si presentas algún síntoma acude a una revisión médica